“En los diálogos de paz, la sociedad civil debe participar activamente”, afirman organizaciones sociales

Bogotá, 29 de agosto de 2012. La Ruta Pacífica de las Mujeres y la Red de Iniciativas Paz desde la Base, que reúnen a más de 110 organizaciones sociales y comunitarias del país, expresaron su beneplácito a las conversaciones exploratorias de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

 Para estas organizaciones sociales es necesario y urgente parar la guerra, pues en varias regiones de la geografía nacional, diversas comunidades  sobreviven en medio del conflicto armado, lo que hace prioritario apoyar iniciativas que contribuyan a fortalecer los caminos de paz  para Colombia.

 Es así como la Ruta Pacífica de las Mujeres y la Red de Iniciativas Paz desde la Base proponen que en estas conversaciones la sociedad civil participe activamente con propuestas sociales que impulsen la toma de decisiones entre el Gobierno y los actores del conflicto para una verdadera paz colectiva.

“Para las organizaciones de mujeres y sociales del país, es el momento para el diálogo y es hora de parar la guerra. Como sociedad civil, como víctimas del conflicto armado y como colombianas y colombianos, estamos listos para participar de estas conversaciones, en las cuales nuestro sentir y nuestras propuestas son fundamentales para la construcción conjunta de la paz que requerimos para avanzar todos unidos como país”, señalo Marina Gallego Zapata, coordinadora Nacional de la Ruta Pacífica de las Mujeres.

 La Ruta Pacífica de las Mujeres y la Red de Iniciativas Paz desde la Base promueven la campaña “Es hora de parar la guerra, la llave de la paz también es nuestra”, que busca propiciar acercamientos y adelantar diálogos con los grupos armados al margen de la ley para exigirles el respeto por la población civil y sus bienes; el destierro de toda práctica de violencia sexual, en particular contra mujeres y niñas; el cese del reclutamiento y vinculación de niños, niñas y adolescentes en el conflicto armado, así como la liberación inmediata de menores de edad reclutados de manera forzada; la no utilización de minas antipersonales y la erradicación de las minas sembradas y el no desplazamiento forzado de la población civil, entre otros temas puntuales que afectan considerablemente la vida y el desarrollo de las comunidades.

 “La guerra no puede ser un orgullo nacional. No podemos perpetuar la cadena de odio y venganza sin dar solución a los problemas estructurales como la pobreza, la injusticia y la desigualdad”, puntualizó Marina Gallego Zapata, de la Ruta Pacífica de las Mujeres.

 Apoye la campaña aquí:

http://eshoradepararlaguerra.pazdesdelabase.org/index.php?option=com_rsform&formId=3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s