PRETENDEN QUEBRAR LA RESISTENCIA INDÍGENA Y POPULAR, PERO EL MOVIMIENTO SOCIAL CONTINUA

Cima – Cric – Mcc – Codesco – Ordeurca – Acader – Ruta Pacífica de las Mujeres – Cococauca – Ascap – Acaami – Afrorenacer de Micay

La Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca, articulación de once organizaciones sociales defensoras de la vida y la dignidad de las comunidades Caucanas, ante la agudización del conflicto armado y la profundización de la crisis de Derechos Humanos y falta de garantías que se vive en el departamento del Cauca, expresa su gran preocupación por las violaciones sistemáticas del derecho a la vida contra los líderes/as, defensores/as de derechos humanos y excombatientes en proceso de reincorporación a la vida civil. 

En lo transcurrido de este año 2019 han ocurrido 24 homicidios de personas que trabajaban por la defensa de los derechos humanos desde sus territorios, un considerable número de amenazas a través de panfletos de grupos armados ilegales, los cuales vienen haciendo presencia en diferentes áreas urbanas y rurales del Cauca, principalmente en donde existen problemáticas de cultivos de uso ilícito y extracción minera legal e ilegal, con la pretensión de controlar territorial y socialmente importantes corredores para sus economías ilícitas.

La violencia que viene azotando al Departamento tiene en máxima alerta a todos los caucanos y caucanas, más aún durante este mes de agosto, en que se han conocido los siguientes hechos: 

  • Enfrentamientos entre grupos armados ilegales en los municipios de Balboa, Corinto y Suárez, manteniendo el temor y zozobra permanente de comunidades campesinas, afros e indígenas, a pesar de la presencia no efectiva del Ejército y Policía en los territorios.
  • Circulación de panfletos amenazantes atribuidos a grupos que se autodenominan Águilas Negras, Cartel de Sinaloa, FARC-EP, donde intimidan a autoridades indígenas del norte del Cauca y a la Guardia Indígena, debido a su ejercicio autónomo y legítimo en defensa del territorio, así mismo la mal llamada «limpieza social» donde mencionan a integrantes de otras comunidades en diferentes regiones del Departamento. 
  • Atentados y hostigamientos a comunidades y líderes/as que realizan la defensa del territorio y la vida desde sus procesos organizativos campesinos, indígenas y afros en Corinto, Caldono, Caloto y Toribío. 
  • Los asesinatos de Gersaín Yatacué Escue, coordinador veredal de la Guardia Indígena de la vereda San Julián de Toribío; el campesino José Eduardo Tumbo, integrante de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda El Vergel Caloto; Enrique Guejia, Guardia Indígena y médico tradicional; Kevin Ademir Mestizo Coicue y Eugenio Tenorio, Guardias Indígenas; y Orlando Gómez, Rector de la Institución Educativa Agroempresarial Huasanó Caloto. 

Alertamos sobre la sistematicidad de esta serie de hechos, que ponen en máximo riesgo a las organizaciones indígenas, campesinas, afrodescendientes y sindicales, líderes/as y defensores/as de Derechos Humanos del Cauca, quienes tienen procesos que vienen realizando y fortaleciendo ejercicios propios para la protección de sus territorios. 

Requerimos del Estado y Gobierno Colombiano garantías efectivas para el ejercicio de defensa de los Derechos Humanos y que se logren adelantar procesos investigativos positivos ante la sistematicidad del sinnúmero de hechos que en contra de líderes/as, defensores/as, organizaciones y comunidades se vienen sucediendo

Popayán, agosto 14 de 2019

Tejiendo Vida y Dignidad para el Cauca

Carrera 4 # 0 – 54, teléfono 092 8 23 24 96, Popayán (Cauca)

Email: redporlavidacauca@yahoo.com

Descargar Comunicado Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca