OJO

El ojo es una enfermedad espiritual muy común en las comunidades negras de Colombia. La enfermedad se transmite a partir de la mirada fija, que incrusta una mala energía en la persona, particularmente en los niños. El mal de ojo puede ser transmitido con premeditación, para hacerle daño a otra persona (ojo de mala fe); también puede ser transmitido sin malas intenciones y sin darse cuenta, por ejemplo por admiración a un ser querido, en este caso se llama «ojo de pasión» (ojo de buena fe).

El mal de ojo se manifiesta en fiebre, malestar general, dolor en el ombligo y mareo. Algunas personas «ojeadas» padecen diarrea, vómito, brotes en la piel y caída del cabello.

El remediero o la remediera (médico tradicional ancestral especializado) mide el grado de la afectación del paciente con un hilo o una hoja de paja en las manos, en los pies o en la  mirada, para luego curarlo mediante rezos secretos, sobijos con plantas medicinales y la preparación de diferentes bebidas curanderas que el paciente tiene que tomar.

Y así se pronuncia «ojo»:

Ésta es una entrada de nuestro DICCIONARIO NEGRO, compilación de curiosidades de las comunidades negras de la costa pacífica del Cauca.