Justicia

NO LEER

Vamos a darnos un par de bofetadas, a ver si así despertamos, pueblo mío. Mi Guapi, un municipio con cerca de 31 mil habitantes, dotado de un gran número de profesionales (porque sí, algo tiene el guapi­reño, es que le gusta estudiar), ¿cómo es posible que a estas alturas carezca incluso de un comité de veeduría ciudadana, que pueda ver lo que acontece con sus recursos e inspeccionar para qué y cómo deben ser utilizados?